MONK es un estudio dedicado al arte decorativo. Las piezas están hechas para convivir con el espacio y ser protagonistas de el. El diseño de interiores juega un papel clave en la creación de cada una. 

A través de experiencias personales, viajes y conexiones que nos inspiran, hemos creado cada pieza de arte pasando por un proceso creativo de bocetaje, prototipado y diseño. Cada una tiene su propia esencia y función estética. 

Para el diseño y styling de espacios, creemos que lo más importante son los detalles decorativos que resaltan y hacen que cada lugar tenga su propio sabor. Lo que nos distingue como estudio es la atención a las cosas pequeñas.

Estamos en un proceso de evolución constante, siguiendo siempre el instinto creativo que nos impulsa a hacer cosas nuevas todos los días.